jueves, 29 de octubre de 2009

El hogar, con buen rollo

Literalmente significa viento y agua. Es el feng shui, el antiguo arte oriental de colocar los muebles y posibilitar el flujo de energía en el hogar. Se trata de una mezcla de sentido común y superstición.

Para este arte, antes de decorar la casa es fundamental el bagua (ilustración adjunta), un octágono que se coloca sobre el plano y que muestra las direcciones del hogar correspondientes a las ocho aspiraciones.

Los cinco elementos

También es importante conocer la orientación de la casa, ya que los puntos cardinales representan, junto al centro, los elementos y sus correspondientes energías.

Norte: Corresponde a las perspectivas profesionales y es el mejor sitio para la oficina o la mesa de estudio. Sus colores son el azul y el negro y su elemento, el agua, por lo que colocar un acuario o fuente aumenta la energía. Otros consejos son sentarse de cara a la puerta y evitar las ventanas a la espalda.

Sur: Es el área del reconocimiento y la fama. Se simboliza con el fuego y su color es el rojo. La presencia de velas y plantas de hojas rojas en el sur activan la energía; los cuadros de amaneceres inspiran nuevos comienzos.

Este: Corresponde a la familia y la salud y es el mejor sitio para el dormitorio, la cocina o el salón. Colocar una planta verde y redonda orientada al este da fortuna, así como los cuencos de madera, elemento de este espacio.

Oeste: Es el espacio de los niños y, por tanto, de sus dormitorios. Su elemento es el metal. Fotos de familiares cerca de la cama transmiten amor, mientras que los espejos pueden impedir el sueño.

Centro: Es el corazón energético del hogar y es totalmente incompatible con estancias como el cuarto de baño. Este espacio debe estar casi apartado de la casa y sus puertas y tapas deben mantenerse siempre cerradas.

Positivo Salud, suerte y energía

Orientar la cama hacia el norte favorece la salud. Los sofás y sillones con respaldo alto ofrecen apoyo, y las cortinas ligeras y vaporosas dejan pasar mejor la luz. Las mesas redondas se relacionan con el metal asociado a la riqueza. El número de asientos influye en la suerte: 6, 8 ó 9 son números auspiciosos. Hay que tener sólo lo imprescindible, bien organizado en cajas o cestas para guardar cierto orden.

Negativo Caos y mala suerte

Nunca guardes objetos rotos en la vivienda, crean energías estancadas. Todos los aparatos eléctricos deben concentrarse en la cocina, y los fogones, alineados con la nevera. No es recomendable colocar espejos enfrente de una puerta. Los cuartos de baño no deben formar parte del dormitorio, ni tampoco estar cerca de la cocina y el recibidor. No colgar ristras de ajos o cebollas en la cocina, atraen energía negativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario